“Padel, como la vida misma…”
 ¿Cuántas veces entramos en la pista de padel con la cabeza en otro sitio?
 Problemas laborales, de pareja, gestiones pendientes, hijos, temas económicos, de salud. Nuestra mente es un auténtico “hervidero”, y nuestros incesantes pensamientos nos impiden centrar nuestra atención en el juego. Nos falta concentración. Cuando queremos darnos cuenta el marcador se nos ha puesto claramente en contra y se nos hace muy difícil, poderle dar la vuelta al tanteo.
                ¿Y en la vida? ¿Nos sucede algo parecido…? ¿Cuántas veces “no estamos”?. Cuántas veces. Estamos con alguien y “tenemos puesto el piloto automático”. Lo oímos sí, pero no lo escuchamos… Que no es lo mismo ¿verdad?…
                 En un partido de padel, el jugador que consiga tener su “atención/concentración” en la pista durante más tiempo, es decir, “se vaya menos veces mentalmente de ella” tendrá muchas posibilidades de fallar menos bolas (Regla número 1 del padel), por tanto de conseguir más juegos y por ende conseguir que los “Set” vayan cayendo de su lado. Y esto,  aunque no es fácil. Como todo,  se puede entrenar. Como ejemplo, una situación…
              ¿Cómo no “irse” de la pista cuando todo el juego lo están cargando sobre mi compañero? (la famosa “nevera”).
                            Es complicado mantener la concentración y atención necesaria cuando uno no participa… Pero es lo que todo buen jugador debe conseguir…si quiere diferenciarse del resto. Por tanto, nuestra actitud, tanto en la vida como en la pista, además de positiva, debería ser de atención al “aquí y ahora”. Esto conlleva no sólo descartar pensamientos que nos puedan distraer, si no conseguir además,”No viajar” ni hacia el pasado ni hacia el futuro,  pues ello también nos perjudicará.
           ¿No os ha pasado ir ganando un partido claramente por 5 a 0 y poco a poco perderlo? 
            Sin saber muy bien por qué el tanteo empieza a evolucionar 5-1, 5-2, 5-3.., nuestra mente viaja a un “reciente pasado”, con pensamientos del tipo. “con lo bien que íbamos.” y empieza a profetizar sobre un “previsible futuro”. Con pensamientos del tipo “verás !! .a que al final nos ganan!! “. Sobreviene el miedo y efectivamente, al final nos ganan…o mejor dicho nosotros perdemos (que no es igual.) porque con nuestros pensamientos y nuestras malas acciones hemos provocado nuestra derrota. (Profecía autocumplida). En definitiva, no hemos estado en el “presente”.
            ¿Os habéis parado a pensar la importancia de la faceta mental, en el padel, y en la vida???
                     Debéis tener en cuenta que si un partido de padel dura una  “hora y media”(90 minutos), el tiempo real que la bola ha estado en juego, de media,  pueden ser 40 minutos… con lo que “pensando” podemos estar en un partido de padel 50 minutos. Más tiempo “pensando” que “jugando”. Si nuestro pensamiento/atención/concentración se salen del estado de “fluir” deseado… el marcador seguro, nos pasará factura. 
               Saludos cordiales
Juan Carlos Pérez Molina (“MoliPérez”)
www.coaching-transcendental.es
padelepopeya.foroactivo.com