Obstáculos en el camino¿Quién en algún momento de su vida no ha sentido que tiene obstáculos para lograr algo?

Hoy comparto una breve narración que nos hace reflexionar acerca de la forma como vemos las dificultades que se presentan en la vida.

Vamos a leerla y luego con algunas preguntas, profundizaremos, para luego abrir paso a la reflexión, abriendo así otras rutas en nuestras mentes para generar opciones.

Los obstáculos en nuestro camino.

Un rey puso una gran roca en medio del camino, obstaculizando el paso. Luego se escondió para ver si alguien la retiraba.

Los comerciantes más adinerados del reino y algunos cortesanos que pasaron simplemente rodearon la roca. Muchos culparon al rey de no mantener los caminos despejados, pero ninguno hizo algo para retirar el obstáculo.

Entonces llegó un campesino que llevaba una carga de verduras. La dejó en el piso y trató de mover la roca a un lado del camino. Después de empujar y fatigarse mucho, lo logró. Mientras recogía su carga, encontró una cartera en el piso, justo donde había estado la roca. Contenía muchas monedas de oro y una nota del rey, indicando que esa era la recompensa para quien despejara el camino.

El campesino aprendió lo que los otros nunca entendieron.

Versión de Tché Souto.

 

El problema realmente no es el problema. Suena a trabalenguas, ¿cierto?

El problema lo calificamos, le damos un tamaño, de acuerdo a la forma como lo interpretamos, como lo vemos.

Es indispensable trabajar en desarrollar la creatividad, tal vez pareciera no tener relación. Pero esto es lo que ayuda a generar diferentes visiones, diversas opciones y en definitiva, varias posibles soluciones. Haciendo de cada problema, de cada obstáculo, una oportunidad.

¿Qué haces cuando se te presenta un obstáculo?

¿Cómo aprovechas cada problema?

¿Cuántas veces rodeas el problema sin ver soluciones?

Recuerda que al crear opciones, al buscar soluciones, tienes la oportunidad de encontrar tus monedas de oro.

Recibe un abrazo de BIENESTAR.

Dalia Borges

Tu coach de la efectividad