ecologíaHace años, al formarme en los 7 Hábitos de la gente altamente efectiva de Covey, internalicé con fuerza y claridad, las diferencias entre principios y valores.

Hoy me enfoco en este tema porque pienso que existe una gran confusión que es en cierta medida, la que está llevando a lo que para muchos es una crisis social.

Hace falta una brújula global. Así como en la escuela y en el hogar son necesarias las normas; en la sociedad requerimos algo que mida si los valores que estamos viviendo están en la dirección adecuada o no.

Los valores al ser personales, pueden variar de una persona a otra, por lo que es posible que se origine un conflicto defendiendo aparentemente un mismo valor.

Para tenerlo más claro, comparto un ejemplo:

Dos personas pueden decir que uno de sus principales valores es la responsabilidad. Ambas logran dar alimento, estudio y en fin cubrir las necesidades de sus hijos. Una de las dos, lo logra a través de su empleo y la otra, robando.

En este ejemplo, se observa como un mismo valor, en la acción puede ser totalmente opuesto.

Es aquí donde aparecen los principios. Ellos son universales, inalterables, rigen para toda la humanidad. Son la brújula. Miden nuestras acciones y por supuesto le dan la dirección correcta a los valores.

Es decir, si tu valor daña a alguien o algo; no estás cumpliendo con el principio. Es la mejor forma que he encontrado para llegar al equilibrio en la sociedad.

Pero esto requiere de un mayor nivel de autoconsciencia, para poder pasar por lo más importante “darse cuenta”. En esto nos ayuda de manera extraordinaria desarrollar la Inteligencia Emocional y disfrutar de un proceso de coaching.

 

¿Cuáles son tus valores principales?

¿Tus valores están en la misma dirección de los principios?

¿Practicas la ecología con tus valores?

 

¡Recibe un abrazo de Bienestar!

Dalia Borges

Tu coach de la Efectividad