Gana saludAvanzar hacia tus sueños, requiere de muchos recursos, pero la mayoría de ellos, los principales están dentro de ti.

Conectarse con ellos es esencial, para esto hay que trabajar sin parar, en nuestra transformación.

En el camino aparecerán saboteadores internos y externos, que sólo detectarás si estás trabajando en tu transformación a diario y tienes la paciencia y humildad para aceptar tu proceso sin exigirte un tiempo límite.

Revisa, ¿cuántas veces has abandonado alguna idea o proyecto por la opinión de otras personas?

Para fortalecerte en el camino uno de los valiosos recursos internos a desarrollar es la perseverancia.

Iniciemos la revisión de este recurso recordando las veces que posiblemente hemos permitido cambiar nuestro sentir, por prestarle atención a la forma de ver la vida otras personas. Eso puede pasar a través de la comparación, la autocrítica, los juicios y más. Así le abrimos la puerta a la frustración, la tristeza y a otras emociones que nos restan energía para actuar.

Si buscas aprobación para lograr tus sueños, lamento decirte que encontrarás en camino de la insatisfacción.

Enfócate en tu proceso y en la necesidad natural de transformación.

Todo cambia.

El pensamiento, las emociones y las acciones, también cambian. Sólo hace falta darles la intención deseada.

También es indispensable recordar que somos diferentes y por lo tanto la forma en que vemos las cosas es diferente. Que alguien esté de acuerdo o no con lo que haces, es parte de la vida.

Si te quedas en la zona de confort para evitar exponerte a las diferencias, también estarás evitando aprender y progresar.

Si comienzas a caminar hacia la realización de tus sueños y recibes comentarios o críticas por parte de otras personas, quiere decir que te has salido de la zona de comodidad y eso es muy positivo, ya que tus sueños se encuentran ahí, justamente fuera de zona de confort.

Hay algunos grandes ejemplos de vida que te darán idea de lo que pasan las personas que realizan sus sueños:

– Sylvester Stallone cuando era niño era agredido por su padre y le humillaba diciéndole que era tonto. Creció con esa idea y tenía problemas con las calificaciones y los exámenes en las escuelas. Un asesor en la Universidad de Drexel le dijo que en base a las pruebas de su aptitud que debería seguir una carrera como técnico de ascensores, que no es una profesión mala pero él siguió su sueño y ciertamente consiguió ser actor con el papel de “Rocky”.

– Walt Disney fue despedido como editor de un periódico por falta de ideas. Y también fue a la quiebra varias veces antes de crear Disneyland.

– Henry Ford fracasó y fue a la quiebra cinco veces antes de que finalmente tuviese éxito.

La única forma de lograr progresar es darnos cuenta que cada persona tiene un proceso de vida diferente, aprendemos de diversas maneras, en el camino nos caemos y levantamos, en muchas ocasiones necesitamos pedir ayuda. Sin duda el amor personal será un grandioso recurso para seguir con respeto, paciencia y flexibilidad.

Recuerda todo lo que has logrado por muy simple que te parezca,  allí encontrarás todos tus valiosos recursos internos que te ayudaron a llegar. Son tuyos. Están dentro. Sólo accede a ellos.

CONFÍA EN EL PROCESO DE TU VIDA.

Recibe un grandioso abrazo de Bienestar.

Dalia Borges

Coach de la Efectividad.