Las emociones son una parte importantísima de nuestra vida, aprender a reconocerlas, aceptarlas y regularlas es vital.
Todo lo que percibimos con nuestros sentidos es determinante para las emociones que manifestamos, por lo tanto es esencial cuidar lo que llega a nosotros a través de los sentidos.

Cuando somos adultos y recibimos esta información, ya es nuestra responsabilidad lo que elegimos registrar con nuestros sentidos, pero ¿Quiénes son responsables en nuestra niñez?

Esta es una de las grandes razones por las que debemos estar atentos a lo que les llega a nuestros hijos a través de sus sentidos, tanto en el hogar como en el colegio.

¿Qué gestos haces al comunicarte con ellos?
¿Qué tipo de entonación usas?
¿Qué haces para sancionarlos o castigarlos?

La lista de preguntas es larga, sólo quiero dejarte con esta reflexión para iniciar con buen pié el camino de la Educación Emocional.

Me encantará leer tus comentarios.

Recibe un abrazo de BIENESTAR!

Logo-Firma-Dalia-Borges