ahora 1En todo lo que hacemos en nuestras vidas, influyen los hábitos que tenemos y hemos adquirido desde la niñez, a veces hasta sin darnos cuenta.

Ellos nos acercan o alejan de las metas.

Hay hábitos que adquirimos porque así somos educados, con esa intención, por ejemplo: cepillarnos los dientes.

Pero hay otros que adquirimos por modelaje, por ejemplo: uno de nuestros padres habla con la boca llena de comida.

Los ejemplos que he mencionado son muy comunes y evidentes, pero hay otros que no lo son tanto.

A veces aprendemos a postergar, a no planificar, a ser desorganizados sin darnos cuenta.

No podemos trasladarnos al pasado para realizar cambios, pero si es posible, detenernos en el presente, haciendo una pausa para revisar con mucha honestidad, las conductas que no nos ayudan y las que si lo hacen. Allí descubriremos esos hábitos de los que no estamos conscientes.

Al conocer esos hábitos, tendremos claros los que nos impulsan hacia las metas y los que es necesario modificar.

¿Qué relación tienen tus hábitos con tu área financiera?

¿Te acercan al nivel económico que deseas?

¿Cuál hábito te aleja de tus sueños?

Te invito a compartir tus ideas y seguro seguiremos avanzando.

Abrazos de BIENESTAR!

Logo-Firma-Dalia-Borges